18 Julio 2024
2 . 054 . 114 lectores

OPINIÓN: Entre sanchinflas y comegambas anda el juego

Javier Caso Iglesias

20 de Junio de 2022

OPINIÓN: Entre sanchinflas y comegambas anda el juego

 

El pasado día 17/06/2022 nos levantamos con un titular de prensa que decía que la Junta abonará la carrera profesional a lo largo de 2022, 2023 y 2024 a los empleados de la Administración General y del SES.

 

Pero leyendo atentamente la noticia descubrimos que el personal del SES "cobrará a partir del 1 de octubre de 2022 el 70% del nivel que tengan reconocido a 31 de diciembre de 2021" y, sin embargo, en el ámbito de Administración General, "los empleados públicos recibirán el abono del nivel II de carrera profesional con efectos de 1 de octubre de 2022, si así lo tienen reconocido. Posteriormente, el 1 de octubre de 2023 se abonará el nivel III y el 1 de octubre de 2024, el nivel IV".

 

La pregunta que me suscita es la siguiente: ¿Por qué los empleados públicos de la Administración General seguimos siendo considerados personal de segunda? ¿Por qué no nos representan los sindicatos igual que a los trabajadores del SES? ¿Por qué no podemos nosotros cobrar también el 70% del nivel que tengamos reconocido el próximo día 1 de octubre de 2022?

 

Es lógico que por este actuar, discriminatorio con los trabajadores más desfavorecidos de la Junta, al PSOE le pasen cosas como lo ocurrido este pasado domingo día 19 de junio en Andalucía. Y más que merecido se lo tienen. Pues, insistimos, ¿por qué no podemos nosotros, como empleados públicos de la Administración General, cobrar también el 70% del nivel que tengamos reconocido el próximo día 1 de octubre de 2022 como en el SES?

 

Y, además, el abono de la carrera profesional vuelve estar sujeto a disponibilidad presupuestaria. Si esto es así, ¿por qué no lo anuncian cuando paguen a los trabajadores? ¿O es que acaso el objetivo es capitalizarlo políticamente durante el mayor tiempo posible (de aquí a las elecciones)? ¿Por qué no aplican esa sujeción a disponibilidad presupuestaria a sus sueldos, a esos sueldos que disfrutan 4.500 empleados de la Junta que cobran por encima de 50.000 euros, a esos que cobran entre 4 y 5 veces más que los empleados públicos de la Administración General.

 

Por ejemplo, si a los mejor pagados de la Junta, esos que cobran por encima de 50.000 euros, se le recortaran sus remuneraciones a la mitad habría dinero más que suficiente para pagarnos a todos el 100% de la carrera profesional desde el próximo mes y con carácter retroactivo desde que fue reconocida. Y así y todo seguirían ganando, esos mejor pagados de la Junta, varias veces más que cualquiera de nosotros.

 

Está claro que a los empleados públicos de la Administración General no nos queda otra, ante tanta falsedad, entelequia y mentira del gobierno del PSOE de Vara, que seguir el ejemplo de nuestros compañeros andaluces y dar un buen toque de atención electoral en las próximas elecciones autonómicas. Un toque de atención que sitúe al PSOE no como segunda fuerza política en la Asamblea de Extremadura, sino como tercera y en el espacio político de la marginalidad. Es lo que se merece la actual cultura política sanchinflas del PSOE de Extremadura.

 

Y, para las próximas elecciones sindicales del mes de diciembre, habrá que elaborar una papeleta para depositar en la urna, y dirigida a los conocidos como "sindicatos comegambas" que diga: Cuando los sindicatos de los empleados públicos de la Administración General sean como los del SES, o como los sindicatos de los docentes, entonces os votaremos.

 

Por Javier Caso. Empleado Público de la Administración General